El Tee del 1

Driver en mano, bola en la otra, guante abrochado, y el corazón a mil revoluciones, esperando a ser llamados.

Los nervios y la emoción al colocarse en el tee del 1, deben ser similares a lo que se siente al comenzar a escribir un blog. Aquí trataremos de comentar los aspectos más atractivos del golf, consejos, motivaciones, curiosidades y actualidad, entre otros. Siempre con el objetivo en mente de aportar en positivo a quienes nos leen. Empezamos.orlando-florida-golf-courses-top

Tee del 1. Colocamos el tee y la bola, un par de swings de práctica, miramos la dirección del viento, agarramos el grip, colocamos el cuerpo, cogemos aire, backswing, y… Si nunca has fallado este golpe, deja de leer.

Bueno, veo que sigues. Mucha gente se siente identificada con esta situación. Antes o después a todos los jugadores nos ha pasado. La falta de confianza o el temor a fallar aumenta en la salida del hoyo 1. Es uno de los momentos en que más condicionada está nuestra mayor fuerza dentro del campo, nuestra mente.

Pues bien, puesto que el tee del 1 es un lugar del campo donde generalmente se dan gran parte de errores, merece ser analizado para tratar de cambiar dicha tendencia. Será porque hay más gente mirando de lo habitual, por el sentido de la responsabilidad de empezar bien la partida, generar una buena primera impresión en los compañeros, etc.

Ya conociendo las posibles causas que hacen que nos veamos afectados por la situación, vamos a ver unos consejos para conseguir ser efectivos en el tee del 1.

  1. Olvidar que es el primer golpe. El primer paso es engañar a nuestra cabeza. Mantenernos fríos, confiados y valientes para que no nos tiemble el pulso. En el golf no importan la cantidad del entrenamiento, sino la calidad de este. Y la mente también se entrena en este deporte.
  2. Centrarnos únicamente en pegarle a la bola. Es el primer golpe del día. No podemos tratar de ganar el campeonato con ese tiro. Por tanto, vamos a tratar de pegar un golpe normal, sin florituras, sin tratar de hacer más distancia. Conseguir el swing adecuado con ritmo y pegar una bola firme.
  3. Jugar un palo y  golpe conocidos. De nada sirve todo lo anterior, si el día de la prueba nos ponemos a innovar. Muchos lo hemos hecho (y equivocado), y si no, tendremos conocidos cercanos que sí lo hacen. En ocasiones puede funcionar, pero no es recomendable probarlo. Si no estás en tu mejor momento, recuerda, “más vale malo conocido que bueno por conocer”. Juega el golpe que hayas practicado en los entrenamientos, aquel con el que te sientas más cómodo. También hay que prestarle atención a no cambiar el guante, la bola, los zapatos… Son elementos a priori menos importantes en el juego pero que también pueden afectarnos negativamente.
  4. Seguir una rutina de concentración. Es la estrella del autocontrol mental. Debemos tener una rutina para todos y cada uno de los golpes del recorrido. Un ejemplo de rutina puede ser: I. Chequeo del lie de la bola, viento, terreno, y posición del objetivo, II. Swings de práctica, III. Colocación de la cara del palo, grip y cuerpo, IV. Golpear. Así conseguiremos evadirnos de lo que nos rodea y tener los cinco sentidos puestos en golpear correctamente a la bola.

No olvidemos que esto es el tee del 1, y en golf nada está decidido hasta que no se emboca el hoyo 18. Nos vemos durante este recorrido o esta aventura llamada GOLF.

 

4 pensamientos sobre “El Tee del 1”

Responder a Javi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *